Paseos

Salir a pasear y respirar aire fresco, tranquiliza la mente y reduce el estrés. El aire puro y el sol nos deparan alegría y vitalidad.Un buen paseo diario beneficia mucho el cuerpo y la mente.Mientras paseamos, podemos practicar nuestra atención vigilante estando atentos a todos los sonidos, olores y a las sensaciones que nos rodean.