Yoga


El yoga es una disciplina encaminada a proporcionar bienestar integral. Nos enseña procedimientos para controlar el pensamiento y hacer  acopio de energías internas. Es un método de transformación que requiere poner en práctica ciertas técnicas psicofísicas (asanas), psicomentales (meditación) y psico energéticas, (respiración). Exigen una atención consciente y vigilante para que sus técnicas tengan también implicaciones mentales.  De ese modo, el practicante se hace más consciente. Así se consigue una interrelación cuerpo-mente. Todo lo que afecta al cuerpo repercute en la mente y viceversa.

El cuerpo dispone de sus propias fuerzas curativas y la utilización óptima de las energías, el ejercicio adecuado, el cultivo de las actitudes sanas y el mantener la mente centrada, activan esa fuerza curativa del cuerpo-mente.

Las emociones sanas como la alegría, el amor, el contacto con la naturaleza, la meditación, las relaciones saludables con los demás, la benevolencia, la compasión o la ecuanimidad, son también fuentes de energía.

El yoga es una actitud de vida basada en la atención consciente, la tolerancia, el sosiego y el equilibrio. Es un entrenamiento para contener el pensamiento y mantenerse en el aquí y en el ahora.  Se trata de ir aprendiendo a controlar poco a poco el pensamiento neurótico. El esfuerzo correcto, la disciplina en la práctica, la atención vigilante, la ecuanimidad, el sosiego y la alegria ayudan mucho a conseguir estos objetivos.

Los métodos psicosomáticos del yoga, son herramientas para la buena salud física y mental, la prevención y la recuperación. También el sistema inmunitario se ve reforzado.